Las listas de precios en Teamleader te permiten asignar diferentes precios a un mismo producto. De esta forma puedes definir qué precio asignar a cada cliente. Así los mejores clientes pueden beneficiarse de un mejor precio.


¿Cómo funciona?


Primero y más importante: Esta característica no está disponible por defecto en Teamleader. Sin embargo, el equipo de soporte puede activarla por ti.


Una vez te hayan activado esta función en tu cuenta, puedes empezar a crear listas de precios en Parametrización > Productos > Botón +. Verás a continuación la siguiente ventana:






















Da un nombre sencillo a tu lista de precios y selecciona el método de cálculo que prefieras. Puedes elegir entre tres opciones:

  1. Normal: Este es el precio de un producto por defecto. Puedes usar esta opción como comparativo.
  2. Calculado a partir del precio de compra: si seleccionas esta opción, Teamleader calculará el precio de tu producto basándose en el precio de compra multiplicado por un factor de tu elección (en el ejemplo anterior, x1.5).
  3. Calculado a partir de otra lista de precios: sigue el mismo principio que la opción anterior. Teamleader calculará el precio basándose en un factor de tu elección, pero esta vez, lo hará a partir de una lista de precios que ya hayas creado anteriormente (la que tengas por defecto, por ejemplo).


¿Todo listo? Haz clic en 'Guardar' para pasar al paso siguiente.



Asigna tus listas de precios


Es importante que conozcas que una lista de precios siempre se asigna a una empresa o contacto en Teamleader. Nunca se asigna a un producto concreto.


Para hacer asignar estas listas, dirígete al contacto o empresa que quieras, y al editarlo, verás el campo llamado 'Lista de precios'. Haz clic sobre el mismo para seleccionar la lista que quieras asignar a ese cliente en concreto.





Ahora, cada vez que crees un presupuesto o una factura a este cliente, el precio de los productos que incluyas, será calculado en función de las condiciones que se establecieron cuando se creó la lista de precios seleccionada en el paso anterior.


Si no asignas ninguna lista de precios, al cliente se le cobrará el precio por defecto establecido.



Ejemplo:


Nos alegra poder ofrecerte un ejemplo en mayor profundidad sobre cómo utilizar las listas de precios.


1. Vamos a comenzar creando dos listas de precios: 

  • Una con el precio establecido por defecto
  • Otra definida con el precio de compra multiplicado por el factor 2.


2. Creamos la empresa Y y le asignamos la lista de precios con precio 'Normal'. También creamos la empresa Z y le asignamos la lista de precio que hemos creado con un factor multiplicador 2.


3. Ahora vamos a crear un producto, que llamaremos Producto X, con un precio de compra de 10€ y un precio de venta normal de 15€.


4. Con toda esta información vamos a crear un presupuesto para la empresa Y, a la que hemos indicado que facturaremos el precio normal. Utilizaremos el Producto X para hacer el presupuesto:





5. Para finalizar nuestro ejemplo, vamos a crear también un presupuesto para la Empresa Z, utilizando el mismo producto, cuyo precio recordamos se multiplicará por 2 para esta empresa:





Como conclusión obtenemos lo siguiente:

  • A la Empresa Y se le va a facturar de acuerdo al precio normal (15€ por el producto X).
  • A la Empresa Z se le va a facturar de acuerdo al precio normal de compra multiplicado por 2 (10€*2 = 20€ por el producto X).