La facturación de tu trabajo puede hacerse de múltiples formas. Como hemos mencionado anteriormente, este es un punto crucial cuando se configura la estructura de un proyecto.


Antes de empezar sobre las diferentes opciones de facturas, merece la pena echar un vistazo a las diferentes preferencias de facturas de un proyecto y sus hitos.


Al crear un nuevo proyecto, se puede elegir entre múltiples preferencias de facturación. Estas preferencias determinarán cómo se calculará el uso del presupuesto, ya que debes introducir un precio por hora.

El seguimiento temporal se irá añadiendo a medida que se vaya registrando y esto te permitirá saber cuánto presupuesto queda disponible en cada momento. Incluso si trabajas con un presupuesto fijo y no facturas por tiempo invertido como tal, estos cálculos de presupuesto pueden aún así serte útiles - bien para crear informes internos, o también para comprobar si el presupuesto fijado está en línea con lo realmente trabajado, o estás cobrando de menos o de más.



Preferencias de facturación de un proyecto completo:

  • Precio por usuario: en este caso, lo importante es quién realiza una tarea en concreto, y no qué tarea se está realizando. Puedes establecer un precio por hora para cada usuario en Parametrización > RRHH > Usuarios.
  • Precio por tipo de tarea: Si seleccionas esta preferencia de facturación, el precio se basará en la tarea realizada y no en quién realiza la tarea. Para establecer la tarifa por hora por tipo de tarea, simplemente dirígete a Parametrización > Agenda > Tipos de tarea.
  • Precio fijo por hora: Esto te permite establecer un precio fijo por hora para este proyecto específico, independientemente de quién realiza qué tarea.

Ten en cuenta, sin embargo, que no sólo tienes la opción de especificar cómo quieres facturar el proyecto por completo; sino que también puedes elegir la preferencia de facturación de cada hito de forma individual. ¿Quieres facturar solo un hito concreto? Para este hito elegido, ¿tienes un presupuesto fijo, o tu factura depende de la cantidad de tiempo y materiales que necesitas invertir? Esta pregunta es la que debes hacerte cuando crees tus hitos.



Preferencias de facturación de un hito concreto:

  • Facturable: Esto significa que el hito como tal es facturable y vas a poder crear una factura al respecto y enviársela a tu cliente.
  • No facturable: También tienes la opción de configurar el hito como no facturable, que significa que el seguimiento temporal de todas las tareas y reuniones que se hagan de este hito, por defecto no serán facturables.
  • Precio fijo: Aquí, el presupuesto fijado de antemano es el valor importante. En este caso no importa cuánto tiempo o dinero hayas invertido o gastado en llevar a cabo el hito, puesto que simplemente vas a facturar el presupuesto establecido inicialmente.
  • Tiempo y material: Si eliges esta opción, se facturará el coste interno y externo. Las preferencias de facturación seleccionadas para todo el proyecto tendrán un impacto a este respecto.

Además para completar esta parte también tienes que elegir para cada tarea individual o reunión si debe ser facturable o no. Esto, por supuesto, solo es importante en el caso de registrar el tiempo para facturar a su cliente. Si tu presupuesto está fijado de antemano , no hace falta ser tan exacto ya que todas las acciones realizadas se marcarán automáticamente como no facturables.



Preferencias de facturación de una tarea o reunión:

  • Facturable: Si eliges esta opción, el seguimiento temporal vinculado a esta tarea o reunión se añadirá al presupuesto gastado hasta el momento, por tanto reducirá el presupuesto reservado a ese hito y tendrás esa información disponible para facturarlo a tu cliente.
  • No facturable: Esto significa que el seguimiento temporal relacionado con una tarea o reunión no se va a facturar al cliente. Sin embargo, se añadirá al presupuesto gastado para que tengas un resumen claro de los recursos utilizados.


Una vez hayas definido todas las posibles preferencias de facturación, puedes empezar a facturar por fin a tu cliente. Para ello, Teamleader ofrece dos opciones: facturar el presupuesto original aceptado o crear una factura basada en el proyecto y sus hitos.


  • Si facturas el presupuesto y enlazas la factura con el proyecto:


Puedes facturar un presupuesto fijo con la descripción que detallaste en su momento. En este caso la factura puede vincularse al proyecto y además se tratará como una factura anticipada en el caso de haber facturado en una etapa posterior, servicios adicionales basados en los hitos de tu proyecto.


  • Si facturas basándote en un hito dentro de un proyecto:


Para facturar de esta manera tienes que bajar dentro del proyecto hasta el apartado 'Facturas' y hacer clic en el botón +, lo que te permitirá crear una factura basada en un hito. Sólo tienes que elegir "Factura basada en hitos" como tipo de factura.

En este caso verás el nombre del hito dentro de la factura, pero si no lo quieres así, siempre puedes editarlo posteriormente.


  • Si facturas una parte del proyecto pero no basándote en un hito sino creando una factura de cero:


Siempre vas a poder crear una factura partiendo de cero, en caso de querer facturar simplemente una cierta cantidad a tu cliente que no se basa en un presupuesto o costes reales.

Esto puede por ejemplo utilizarse como una factura anticipada. En este caso, todo el seguimiento temporal registrado permanecerá abierto y seguirá apareciendo como aún no facturado.

Si al final del todo resulta que tienes que borrar todo el seguimiento temporal registrado, es mejor que la próxima vez crees bien las tareas o reuniones individuales o en general el hito entero como no facturables.



Haz clic aquí para leer nuestra siguiente guía: Primeros pasos: ¿Cómo se puede gestionar un proyecto?