La facturación de tu trabajo puede hacerse de múltiples formas. Este es un punto crucial cuando se configura la estructura de un proyecto.


Al crear un nuevo proyecto, se puede elegir entre múltiples preferencias de facturación y en diferentes niveles. Estas serán discutidas en este artículo. El seguimiento temporal registrado facturable se sumará y verás cuánto presupuesto se ha gastado y cuánto aún queda disponible. Incluso si trabajas con un presupuesto fijo y no facturas por tiempo invertido como tal, estos cálculos de presupuesto pueden ser útiles - ya sea para crear informes internos, o también para comprobar si el presupuesto asignado está en línea con lo realmente trabajado.


Preferencias de facturación de un proyecto completo

  • Precio externo por usuario: en este caso, lo importante es quién ha realizado la tarea y no qué tipo de tarea se ha realizado. El seguimiento temporal a facturar se calculará en función de este precio por hora. Puedes configurar un precio externo para cada usuario en Parametrización > RRHH > Usuarios. En este apartado también podrás añadir un coste interno por usuario, que se utilizará para calcular el beneficio de los proyectos.
  • Precio por tipo de trabajo: si seleccionas esta preferencia de facturación, el precio se basará en el trabajo realizado y no en quién lo ejecutó. Para establecer la tarifa por tipo de trabajo, simplemente dirígete a Parametrización > Agenda. 
  • Precio fijo por hora: Esto te permite establecer un precio fijo por hora para este proyecto específico, independientemente de quién realiza qué tarea.

Ten en cuenta, sin embargo, que no solo tienes la opción de especificar cómo quieres facturar el proyecto por completo. También puedes elegir la preferencia de facturación de cada fase de forma individual. ¿Quieres facturar solo una fase concreta? Para esta fase elegida, ¿tienes un presupuesto fijo, o tu factura depende de la cantidad de tiempo y materiales que necesitas invertir? Esta pregunta es la que debes hacerte cuando crees tus fases.


Preferencias de facturación de una fase concreta

Puedes seleccionar el método de facturación para tu primera fase de proyecto al crear el proyecto. Las fases que añadirás más tarde tendrán ese mismo método de facturación por defecto, pero por supuesto puedes cambiarlo editando la fase.

  • No facturable: También tienes la opción de configurar la fase como no facturable, que significa que el seguimiento temporal de todas las tareas y reuniones que se hagan de esta fase, por defecto no serán facturables.
  • Precio fijo: Para esta preferencia, el presupuesto fijado de antemano es el valor importante. En este caso no importa cuánto tiempo o dinero hayas invertido o gastado en llevar a cabo la fase, puesto que simplemente vas a facturar el presupuesto establecido inicialmente.
  • Tiempo y material: Si eliges esta opción, se facturará el coste interno y externo. Las preferencias de facturación seleccionadas para todo el proyecto tendrán un impacto a este respecto.

Además para completar esta parte también tienes que elegir para cada tarea individual o reunión si debe ser facturable o no. Esto, por supuesto, solo es importante en el caso de registrar el tiempo para facturar a tu cliente. 


Preferencias de facturación de una tarea o reunión

  • Facturable: Si eliges esta opción, el seguimiento temporal vinculado a esta tarea o reunión se añadirá al presupuesto gastado y podrás facturar al cliente este tiempo invertido
  • No facturable: Esto significa que el seguimiento temporal relacionado con una tarea o reunión no se va a facturar al cliente.

Una vez hayas definido todas las posibles preferencias de facturación, puedes empezar a facturar por fin a tu cliente. Para ello, Teamleader ofrece dos opciones: facturar el presupuesto original aceptado o crear una factura basada en el proyecto y sus fases.


Puedes encontrar más información sobre la facturación de un proyecto en este artículo.